Hoy 10 de diciembre de 2013 se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa (LOMCE), cuya Disposición Adicional sexta dispone su entrada en vigor para el 30 de diciembre. Es importante señalar que esta Ley Orgánica no ha derogado totalmente a la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, aunque sí modifica aspectos capitales de ella como el currículo y la organización de las diferentes etapas educativas. En lo relativo a la asignatura de religión no introduce variaciones relevantes, salvo su carácter computable a efectos del expediente académico, al igual que su alternativa, que sí es objeto de un cambio sustancial.

En este sentido, se ha intentado solventar los inconvenientes que planteaba el hecho de que la atención educativa, que se presta a los alumnos que no quieren recibir religión, se encontrara vacía de cualquier contenido curricular. De manera que, en la LOMCE la asignatura alternativa a la religión en la etapa de Educación Primaria va a ser Valores Sociales y Cívicos, y en la etapa de Educación Secundaria Obligatoria, Valores Éticos.

Si bien, este carácter alternativo debe reinterpretarse en el sentido de que, en función de la regulación y de la programación de la oferta educativa que establezca cada Administración educativa y, en su caso, de la oferta de los centros docentes, va a caber la posibilidad de cursar ambas. Por lo que se refiere a la etapa de Bachillerato, la religión se incluye entre las materias optativas y, por tanto, no es necesario disponer alternativa. En todo caso, habrá que esperar al desarrollo curricular de estas asignaturas para conocer con mayor profundidad su contenido.

Finalmente, hay que subrayar que estos cambios se irán introduciendo gradualmente en los sucesivos cursos escolares hasta el año 2017, de acuerdo con el calendario de implantación previsto en la Disposición Final quinta.

Para acceder a la publicación del BOE pulsar aquí.