Fapa Galdós denuncia la segregación del alumnado de Aula Enclave

Las familias reclaman la verdadera integración del alumnado durante el tiempo de recreo y el servicio de comedor

La Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Gran Canaria. FAPA Galdós, reclama a la Consejería de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias la verdadera integración del alumnado de Aula Enclave y denuncia las condiciones de desigualdad y segregación de esta modalidad de aula que no integra al alumnado ni en los tiempos de recreo ni en el servicio complementario de comedor.

Las Aulas Enclave (AE) son unidades de escolarización en centros educativos ordinarios, en las que se proporciona respuesta educativa al alumnado con Necesidades Educativas Especiales (NEE). Se escolarizan de manera preferente en las AE al alumnado con estas condiciones que pueda participar en actividades realizadas por el resto de escolares del centro. Sin embargo, en la práctica, el alumnado es segregado y no integrado en rutinas diarias de los centros.

El presidente y la vicepresidenta de Fapa Galdós, Sergio de la Fe y Rosa Delia Jiménez, respectivamente, se reunieron este viernes con el director general de Ordenación, Innovación y Calidad de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, Gregorio Cabrera, a quien expusieron una tabla reivindicativa que garantice una eficaz integración del alumnado, cumpliendo con el objetivo y filosofía que inspiró la puesta en marcha de las Aulas Enclave en Canarias.

Canarias fue pionera hace décadas en la puesta en marcha de estas unidades en la escolarización ordinaria, pero el sistema no ha evolucionado desde entonces. El objetivo de las Aulas Enclave es integrador, no se crearon para ser guetos dentro de los colegios”, señaló Sergio de la Fe.

Durante la reunión, Rosa Delia Jiménez expuso la situación “especialmente sangrante” para el alumnado que ha desarrollado sus primeros años escolares en las aulas ordinarias. “En el momento en el que su desarrollo educativo no alcanza la media y debe pasar al Aula Enclave es completamente segregado de sus antiguos compañeros con los que ya no puede ni acceder juntos al centro, ni jugar en el recreo, ni socializar en el comedor. Ellos y ellas no entienden por qué ahora son distintos”, explicó.

Narró además que, en algunos casos, este alumnado accede a los centros “por puertas traseras y en horarios distintos”. En lo que respecta al transporte escolar, que en ocasiones es compartido por varios colegios, “hay alumnos que pasan casi tres horas en la guagua desde que salen del colegio hasta que llegan a sus casas”.

COMEDOR ESCOLAR, OPORTUNIDAD PERDIDA

Históricamente el alumnado de Aulas Enclave no ha sido integrado en el servicio complementario de comedor. El planteamiento de la Consejería de Educación es que la alimentación es una ‘concreción curricular’, por lo que el alumnado desarrolla esta actividad dentro del horario lectivo (en la última hora de clase). Entre el alumnado de Aula Enclave puede haber alumnado que es completamente autónomo para comer, como alumnado que requiere del apoyo de un auxiliar educativo. Todos, sin excepción, disfrutan del servicio de comedor durante la jornada lectiva y están obligados a abandonar el centro una vez que esta concluye. Por tanto, no se integra al alumnado del Aula Enclave con el resto del alumnado en el servicio de comedor.

No se puede considerar que el sistema del Aula Enclave sea inclusivo cuando se desaprovecha esta oportunidad. En lo que tiene que ver con el servicio de comedor el alumnado es “segregado” y no “integrado”, todo lo contrario a la filosofía del Aula Enclave”, denunció Jiménez.

El servicio complementario de comedor para el resto del alumnado se desarrolla en las dos horas siguientes a la salida del centro. Las familias de Aula Enclave pagan el servicio complementario de comedor en igualdad que el resto de familias del centro (con el mismo cálculo de renta). Sin embargo para estas familias no es un “servicio complementario” ni pueden disponer de las mismas dos horas de margen que el resto de las familias.

Es incoherente. O es una concreción curricular en horario lectivo y por lo tanto las familias no deberían pagar el recurso, o es un ‘servicio complementario’ y debe prestarse en las mismas condiciones que el resto de alumnado”, consideró la vicepresidenta de FAPA Galdós.

IMPEDIMENTOS A LA CONCILIACIÓN

El servicio complementario de comedor constituye una herramienta fundamental en la conciliación de la vida laboral, familiar y educativa que da un margen de dos horas entre el fin de la jornada lectiva y la salida del servicio de comedor. Para aquellas familias que requieran de un margen mayor, las AMPAS gestionan servicios como salida tardía y actividades extraescolares, que abarcan desde la salida del comedor hasta incluso las 18.00 horas (según la demanda de cada centro). Al tener que abandonar el centro obligatoriamente al finalizar la jornada lectiva, y no poder permanecer durante el horario de comedor, el alumnado no puede “empatar” con las actividades y servicios ofertadas por las AMPAS. “Cuando la familia no tiene fórmulas para conciliar, uno de los progenitores debe renunciar a su desarrollo laboral, y normalmente son las madres quienes ven truncada su vida profesional”, añadió.

COVID19, MAYOR DISCRIMINACIÓN

El alumnado con NEE asiste ordinariamente al Aula Enclave y se integra en su grupo de referencia (curso de infantil, primaria o secundaria que le corresponde por edad) para determinadas asignaturas o materias (educación física, plástica, etcétera). Desde el curso anterior (2021/2021) el protocolo COVID19 de la Consejería de Educación mantiene el Aula Enclave como grupos de convivencia estable (burbujas) y el alumnado no ha vuelto a integrarse en sus grupos de referencia.

Sin embargo los docentes especialistas de distintas materias si pueden romper los grupos de convivencia estable para impartir sus clases”, denunció Jiménez quien reclama que de manera inmediata, y dada la buena evolución de la pandemia, se den las instrucciones precisas para que se modifiquen los protocolos y el alumnado pueda seguir desarrollando su proceso educativo.

Por su parte, el director general de Ordenación, Innovación y Calidad de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, Gregorio Cabrera, expuso que algunos de estos cambios requieren de un esfuerzo inversor que “en estos momentos no es posible”. Explicó que en los dos últimos años se ha cuadruplicado la inversión en este área educativa, pasando de los tres a los doce millones anuales, destinados fundamentalmente a la puesta en marcha de nuevas aulas.

Sin desmerecer ese esfuerzo inversor, Delia Jiménez destacó la importancia de que, cuanto antes, se dicten medidas que avancen en la verdadera integración, especialmente en el caso del alumnado que por su perfil “puede compartir muchas más actividades con el resto del alumnado de los centros”.

El director general se comprometió a gestionar con la Consejería de Sanidad el cambio necesario en los protocolos COVID19 en el caso de las Aulas Enclave y manifestó su voluntad de mantener nuevas reuniones con los representantes de la Federación.

————————————————————————————————-

Resumen de reivindicaciones por plazos de ejecución

Inmediata

* Vuelta a la integración de la alumnado del Aula Enclave en sus cursos de referencia para las materias contempladas en el plan educativo. El protocolo COVID de los centros escolares, validado por Sanidad a propuesta de Educación, mantiene a este alumnado recluido en el Aula Enclave.

Enero de 2022

* Integración del alumnado del Aula Enclave, cuyas características lo permitan, en el servicio de comedor con las mismas condiciones que el resto del alumnado del centro escolar.

* Itinerarios de transporte escolar que no superen una hora de trayecto.

* Que se integre al alumnado de AE en las rutinas y horarios de acceso al centro sin recurrir a “puertas traseras o escondidas”.

Próximo curso escolar 2022/2023

* Selección de profesorado cualificado y cuidadores educativos (auxiliares) que soliciten el destino Aula Enclave para garantizar, en la medida de lo posible, su continuidad en los centros y que no se arranque cada curso escolar con nuevo profesorado.

* Contar con Aulas Enclave en todos los municipios de la Isla para que el alumnado no tenga que desplazarse a otro municipio para ir al colegio.

* En el caso de las Aulas Enclave vinculadas a los IES, diseñar un curriculum para el tránsito no sólo a la vida adulta, sino también a la vida laboral. Aumentar la oferta de Formación Profesional Adaptada.

————————————————————————————————-

CONTEXTO PARA ENTENDER LA PROBLEMÁTICA DE LAS AULAS ENCLAVE

NECESIDADES ESPECÍFICAS DE APOYO EDUCATIVO (NEAE)

Se entiende por alumnado «con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo» (NEAE), aquel que presenta Necesidades Educativas Especiales u otras necesidades educativas por Dificultades Específicas de Aprendizaje (DEA), por Trastornos por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad (TDAH), por Especiales Condiciones Personales o de Historia Escolar (ECOPHE), por Incorporación Tardía al Sistema Educativo (INTARSE) o por Altas Capacidades Intelectuales (ALCAIN), dificultades en el ámbito de la comunicación y el lenguaje y que puedan requerir determinados apoyos en parte o a lo largo de su escolarización.

ALUMNADO CON NECESIDADES EDUCATIVAS ESPECIALES (NEE)

NECESIDADES EDUCATIVAS ESPECIALES: Se considera que un alumno o alumna manifiesta Necesidades Educativas Especiales (NEE) cuando requiere, durante un periodo de su escolarización o a lo largo de toda ella, determinados apoyos y atenciones educativas por presentar una discapacidad, un Trastorno del espectro del autismo (TEA) o un Trastorno Grave de Conducta (TGC).

RECURSOS EDUCATIVOS EN CANARIAS

En Canarias tenemos varios recursos distintos para escolarizar a los alumnos con necesidades especiales.

* Centros de Educación especial. En Canarias hay unos 11 centros de Educación Especial y hay 2 aularios más, que dependen de centros matriz,

* Aulas Enclave: Hay 234 entre Educación Infantil y Primaria y de tránsito a la vida adulta para alumnado de Secundaria.

* Centros referente para alumnos con necesidades específicas de apoyo motóricas (unos 66) o con necesidades con discapacidad auditiva (cerca de 40).

* También hay alumnado con necesidades específicas de Apoyo Educativo integrados con normalidad en las aulas ordinarias con las indicaciones precisas de los equipos de orientación de los centros educativos.

AULAS ENCLAVE

Las Aulas Enclave (AE) son unidades de escolarización (aulas) en centros educativos ordinarios, en las que se proporciona respuesta educativa al alumnado con Necesidades Educativas Especiales (NEE), que requiere de adaptaciones que se apartan significativamente del currículo en la mayor parte o en todas las áreas o materias, y que precisan de la utilización de recursos extraordinarios de difícil generalización. Se escolarizarán de manera preferente en las AE al alumnado con estas condiciones que pueda participar en actividades realizadas por el resto de escolares del centro. Existen AE en centros ordinarios de Infantil y Primaria en la que puede ser escolarizado alumnado entre 3 y 14 años y en los IES entre 14 y 21 años de edad.

El alumnado asiste ordinariamente al Aula Enclave y se integra en su grupo de referencia (curso de infantil, primaria o secundaria que le corresponde) para determinadas asignaturas o materias (educación física, plástica, etcétera).

SITUACIÓN ACTUAL DE LAS AULAS ENCLAVE

CUADRUPLE DISCRIMACIÓN que tiene un importante impacto en su desarrollo educativo, social y familiar y que es contrario a la filosofía de integración que inspira esta modalidad educativa.

1) AUXILIARES

Las Aulas Enclave cuentan con un docente tutor y con auxiliares educativos (cuidadores) para poder desarrollar el trabajo en el aula. Hay distintas fórmulas de contratación de este personal auxiliar. En unos casos son personal de la propia Consejería de Educación o adscritos a Función Pública, y en un tercer caso son personal de subcontratación (Ejemplo: Aeromédica). Las condiciones laborales no son las mismas en cada unos de los casos, por lo que no todas las aulas enclave prestan los mismos servicios. Hay discriminación.

2) SERVICIO COMPLEMENTARIO DE COMEDOR

2a) El alumnado de Aula Enclave es segregado. Históricamente el alumnado de Aulas Enclave no ha sido integrado en el servicio complementario de comedor. El planteamiento de la Consejería de Educación es que la alimentación es una ‘concreción curricular’, por lo que el alumnado desarrolla esta actividad dentro del horario lectivo (en la última hora de clase). Entre el alumnado de Aula Enclave puede haber alumnado que es completamente autónomo para comer, como alumnado que requiere del apoyo de un auxiliar educativo. Todos, sin excepción, disfrutan del servicio de comedor durante la jornada lectiva y están obligados a abandonar el centro una vez que esta concluye. Por tanto, no se integra al alumnado del Aula Enclave con el resto del alumnado en el servicio de comedor. No se puede considerar que el sistema del Aula Enclave sea “inclusivo” cuando se desaprovecha esta oportunidad. En lo que tiene que ver con el servicio de comedor el alumnado es “segregado” y no “integrado”, todo lo contrario a la filosofía del Aula Enclave.

2b) Mismo coste pero distinto servicio. El servicio complementario de comedor para el resto del alumnado se desarrolla en las dos horas siguientes a la salida del centro. Las familias de Aula Enclave pagan el servicio complementario de comedor en igualdad que el resto de familias del centro (con el mismo cálculo de renta). Sin embargo para estas familias no es un “servicio complementario” ni pueden disponer de las mismas dos horas de margen que el resto de las familias. Incoherencia y discriminación: o es una concreción curricular en horario lectivo (por lo tanto las familias no deberían pagar el recurso) o es un “servicio complementario” y debe prestarse en las mismas condiciones que el resto de alumnado.

2c) Discriminación en la conciliación. El servicio complementario de comedor constituye una herramienta fundamental en la conciliación de la vida laboral, familiar y educativa que da un margen de dos horas entre el fin de la jornada lectiva y la salida del servicio de comedor. Para aquellas familias que requieran de un margen mayor, las AMPAS gestionan servicios como salida tardía y actividades extraescolares, que abarcan desde la salida del comedor hasta incluso las 18.00 horas (según la demanda de cada centro). Al tener que abandonar el centro obligatoriamente al finalizar la jornada lectiva, y no poder permanecer durante el horario de comedor, el alumnado no puede “empatar” con las actividades y servicios ofertadas por las AMPAS.

3) COVID19.- A raiz de la COVID19 (recordemos, marzo de 2020) se suprimió la integración del alumnado de AE en sus grupos de referencia, por lo que desde entonces permanecen “aislados” en el Aula Enclave. El protocolo sanitario y educativo mantiene esta medida sobre la medida de no “romper” los grupos burbuja (grupos de convivencia estable) . Esta exigencia no es la misma si el que “rompe” la burbuja es un maestro especialista diferente al tutor. Es decir, se considera grupo de convivencia estable a un tutor y su alumnado. Pero en todos los cursos hay especialistas de determinadas materias (por ejemplo Música, Religión, Inglés) que rompen a diario esa burbuja para impartir sus clases. Incoherentemente al alumnado del Aula Enclave no se le permite asistir a la clase para no romper la burbuja. El maestro si puede, el alumno no. Como si el virus de la covid 19 distinguiera a la hora de infectar o transmitir.

4) VIDA PROFESIONAL DE LAS MADRES.- Discriminación colateral. Cuando la familia no tiene fórmulas para conciliar, uno de los progenitores debe renunciar a su desarrollo laboral, y normalmente son las MADRES quienes ven truncada su vida profesional.

CONCLUSIÓN: Si bien la definición de Aula Enclave contempla que el alumnado debe tener unas condiciones que le permitan participar con el resto del alumnado del centro, lo cierto es que se niega la participación inclusiva.

LOMLOE. ARTICULO 74

«2. La identificación y valoración de las necesidades educativas de este alumnado se realizará, lo más tempranamente posible, por profesionales especialistas y en los términos que determinen las Administraciones educativas. En este proceso serán preceptivamente oídos e informados los padres, madres o tutores legales del alumnado. Las Administraciones educativas regularán los procedimientos que permitan resolver las discrepancias que puedan surgir, siempre teniendo en cuenta el interés superior del menor y la voluntad de las familias que muestren su preferencia por el régimen más inclusivo.

3. Al finalizar cada curso se evaluará el grado de consecución de los objetivos establecidos de manera individual para cada alumno. Dicha evaluación permitirá proporcionar la orientación adecuada y modificar la atención educativa prevista, así como el régimen de escolarización, que tenderá a lograr la continuidad, la progresión o la permanencia del alumnado en el más inclusivo.

4. Corresponde a las Administraciones educativas promover la escolarización en la educación infantil del alumnado que presente necesidades educativas especiales y desarrollar programas para su adecuada escolarización en los centros de educación primaria y secundaria obligatoria.

Para atender adecuadamente a dicha escolarización, la relación numérica entre profesorado y alumnado podrá ser inferior a la establecida con carácter general.

5. Corresponde asimismo a las Administraciones educativas favorecer que el alumnado con necesidades educativas especiales pueda continuar su escolarización de manera adecuada en todos los niveles educativos pre y postobligatorios; adaptar las condiciones de realización de las pruebas establecidas en esta Ley para aquellas personas con discapacidad que así lo requieran; proporcionar los recursos y apoyos complementarios necesarios y proporcionar las atenciones educativas específicas derivadas de discapacidad o trastornos de algún tipo durante el curso escolar.»

Manuela Armas, consejera de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias.

8 DE AGOSTO DE 2021: “Para nosotros la inclusión es una palabra clave en la educación, junto a la equidad y la atención a la diversidad para que todos reciban lo que necesitan para poder avanzar.”

https://diariodeavisos.elespanol.com/2021/08/manuela-armas-todos-formaron-una-pina-para-sacar-el-curso-adelante-y-el-resultado-fue-muy-positivo/

15 DE OCTUBRE DE 2021: “Lo que se procura con las Aulas Enclave , y que se diferencia de los centros específicos de Educación Especial, es precisamente la relación natural que se debe tener entre estos alumnos y los alumnos de aulas ordinarias”. La integración depende del grado de discapacidad de cada alumno. Depende mucho de la discapacidad del alumno que pueda estar más integrado o menos”. Se procura siempre que cuanto más, mejor. Este es el sentido de un Aula Enclave, precisamente para eso, para que no solamente el alumnado del Aula Enclave se integre, sino para que el alumnado de las aulas ordinarias lo vean como algo natural lo diversos que somos”.

https://www.elespejocanario.es/secciones/denuncian-la-discriminacion-de-los-alumnos-de-las-aulas-enclave-de-canarias/