¡Feliz Día del Libro, familia!

Día del libro según dicen.

Pero los libros no son los Reyes Magos, no vienen un día al año, esos amigos se quedan ahí todos los días, esperando para contarnos una historia, enseñarnos una lección, divertirnos y, generalmente, todo a la vez.

Y ahora, ademas están detrás de nuestras pantallas, siempre disponibles

Leer puede ser la manera que tenemos de matar las horas, de escapar por un ratito de lo que pasa ahí afuera, del telediario, de la ansiedad y la frustración… pero si solo fueran eso, serián poca cosa. Son la alas para volar por todo el mundo, son las naves espaciales que nos llevan a infinito, son los barcos en que perseguimos piratas, son, en fin, todas las cosas que nuestra imaginación puede hacer.

Nos pueden ayudar a escapar, como lo hizo la niña Momo, que nos regaló Michael Ende, de los ladrones del Tiempo que nos querían atrapar.

Nos permiten acompañar al joven Gabriel Araceli en sus aventuras por España y por la la más apasionante historia del país, a través de los «Episodios nacionales» que nos narró D. Benito Pérez Galdós, ese señor cuyo nombre ponemos en todas partes, teatros, calles, centros escolares y federaciones de ampas. (Y si te animas no hay que ir muy lejos, la amable Casa museo Pérez Galdós, nos deja toda su obra a un click en http://www.casamuseoperezgaldos.com/obra-completa-en-epub).

Y nos dan otra oportunidad única, compartir, compartir las maravillas que encontramos en una página o que otro encuentra en sus páginas.

¿Recuerdan aquella sensación de contar un cuento a los niños y niñas cuando se iban a dormir, o,más atrás, la de que nos contaran un cuento ya arropaditos en la cama?, ¿han probado a leer en voz alta a un niño?, ¿a sentarse a escuchar como una niña les lee aquel libro que le gusta?

Si no lo han hecho, se han perdido algo bello, pero, por suerte, siempre se está a tiempo de descubrilo.

En fin, el recientemente desaparecido Luis E. Aute y Jesúa Munarriz nos dejaron hace años una cancioncila que nos cuenta mucho mejor todo esto: Todo está en los libros